domingo, 10 de abril de 2011

Bacalao con tomate

Otro plato que por su popularidad no puede faltar en nuestra mesa en el tiempo de cuaresma, en el que se mezcla el ácido del tomate natural y el delicado sabor del bacalao, un contraste muy agradable.
Si no es la temporada del tomate natural, en el mercado puedes encontrar infinidad de conservas con tomates envasados de alta calidad.

Ingredientes:

- 8 trozos de lomo de bacalao fresco
- 1 lata de tomate natural triturado.
- 1 cebolla.
- harina.
- aceite para freir el bacalao
- aceite de oliva virgen extra para el tomate
- sal
- una cucharadita de azúcar.

Preparación:

En primer lugar ponemos el aceite de oliva -unas 6 cucharadas- en una sartén grande y añadimos la cebolla troceada en pequeños cuadraditos (brunuars); dejamos que se sofría pero sin que llegue a tomar color y agregamos el tomate junto con el azúcar y una pizca de sal; lo sofreimos tapado para evitar salpicaduras hasta que el aceite aparezca por encima. Removemos de vez en cuando ya que al llevar azúcar tiende a pegarse un poco y mientras tanto enharinamos el bacalao previamente salado.
Ponemos al fuego otra sartén con abundante aceite y freimos el bacalao, lo sacamos y agregamos a la sartén donde tenemos el tomate ya frito, damas unos movimientos suaves a la sarten para que se mezcle todo, no utilzar espumadera porque el bacalao esta muy tierno y lo podemos romper. Emplatamos y servimos calentito.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada