miércoles, 13 de abril de 2011

Sopaipas con chocolate

El origen de la palabra proviene del mozárabe "sopaipa", que significaba "masa frita". Del término "sopaipa", a su vez, proviene el germano "suppa" que significa "pan mojado en líquido". La palabra "sopa" también se origina de esa misma expresión, que tiene como idea base de caldo en el que se moja pan.
La  manera de elaborar las sopaipas es muy amplia, cada cual tiene su toque que las hace particulares. Partimos siempre de una  masa básica de harina, agua y levadura.
Son una merienda o desayuno excelente sobre todo para los niños por la base natural de los ingredientes.

Ingredientes:

- 400 gramos de harina de fuerza.
- 15 gramos de levadura de panadero.
- una cucharadita de sal.
- (mi toque personal que las hace distintas) unas 3 gotas de esencia de azahar.
- 1 vaso y medio de agua.
- 2 cucharadas de leche.
- aceite para freir.


Preparación:

Ponemos las 2 cucharadas de leche a templar y disolvemos la levadura, reservamos. En un bol grande añadimos la harina y la sal y mezclamos, agregamos la levadura y las 3 gotitas de esencia de azahar y movemos todo. Le incoporamos el agua -que también debe de estar algo templada- y amasamos enérgicamente hasta conseguir una masa que se despegue fácilmente de las manos. Dejamos reposar al menos una hora, tapada con un paño húmedo. Transcurrido ese tiempo vamos amasando nuevamente y aplanando con un rodillo hasta dejar la masa finita, vamos cortando unos cuadraditos o rectangulos -eso lo dejo a tu elección- no muy pequeños, y freimos en abundante aceite caliente.
Se suele acompañar con un chocolate calentito.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada