domingo, 1 de mayo de 2011

Palillos de leche

Este dulce nos lo dió a probar Joaquín Borrego cuando esperábamos la llegada del paso de la Virgen de la Amargura por la Calle Don Gonzalo. Es tradicional de Priego -se elabora en Semana Santa- y suele consumirse el Viernes Santo en la subida al Calvario.
Es muy fácil de preparar y económico por la sencillez de sus ingredientes,  y si logramos convencer a los pequeños de la casa para que colaboren en su modelado pasarán un rato muy entretenidos.

Ingredientes:

- 1/2 kilo de azúcar
- 1 vaso de leche (de los de agua)
- 1 vaso de aceite virgen extra
- 1 huevo
- 30 gr. de canela molida
- Harina la que admita (poco más de un kilo)

Elaboración:

En un cazo se pone a calentar la leche con una cáscara de limón y canela en rama (si la hierves -depende del gusto de cada uno- tendrá más sabor), se cuela y se reserva; el aceite se calienta con una cucharadita de estracto de azahar (o en su defecto con una cáscara de naranja) y lo reservamos.
En un vaso de batidora ponemos la leche, el aceite, el huevo, el azúcar y la canela molida, y cuando se enfrie un poco los mezclamos y lo añadimos a la harina que habremos depositado en un bol grande, amasando a mano.




La masa estará lista cuando quede fina y no se pegue; y por último se hacen palillos redondos (con la misma técnica de la plastilina) y se frien en abundante aceite caliente.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada